giovedì 27 agosto 2009

Como el principio de la historia.

Nos conocimos en un backstage, yo fumándome el peta de después. Se enrredaron nuestras miradas, mientras mis amigos y el whisky arrasaban. Me elegistes tú a mi, eso siempre pasa así... Tuve un presentimiento y lo eché a rodar... ¡Te quiero, nena!
Pereza.

Cuando algo va mal y hay fé y ganas de recuperar el tiempo perdido, todo pasa, se olvida. Épocas que vienen y van. Malas, buenas. Lo importante es superarlo, porque cuando crees que has tocado fondo y de repente sales a la superficie..., sientes que ya nada mas te hará caer.
Qué bonito es querer a alguien. Qué bonito es tener amigos de verdad. Qué bonito es tener a alguien que esté enamorado de ti tanto como lo estás tu de esa persona. Besar. Abrazar. Fabricar amor.

Como el principio de la historia. Como la primera palabra de tu libro favorito. Con la ilusión, con la inexperiencia. Sonrisas. Malas caras a veces. Y se hace mas grande, y sientes que todo esto merece la pena, que no hay que pararlo, que hay que seguir dándole cuerda. Momentos. Los "buenos" siempre ganan. Como en las películas, solo que esto no es de ciencia-ficción. Porque se siente. Amor. Desilusión. Levantar la cabeza. Pedir perdón. Perdonar. Aprender. Amar.
Porque a veces el Motor Amor, como cualquier motor, tiene alguna avería. Pero cuando se arregla, qué demonios... ¡Rula mucho mejor!

Cambiamos. Continuamente. Pero los besos siguen sabiendo igual que el primer día... ¡Quiero seguir rulando toda la vida!

2 commenti:

Tyrael ha detto...

¡Al fin un poco de luz en tus lineas! Me alegro Srta. Cavalli...

Soaked in sequins ha detto...

Nice blog,
xx