lunedì 31 maggio 2010

Es una señal prohibida.

Las palabras se consumen en sus labios mientras sus manos buscan las mías. Nunca antes mi respiración se había parado de aquella manera, nunca antes nadie había conseguido hacerme temblar así. Absolutos desconocidos.
Despierta en mi una sensación de perfección, siento una calma infinita en él, ideas claras se leen su mente. Pero no me asusta todo esto.
Mi ficción, en la que simplemente me acoge en sus brazos y el mundo de repente parece evaporarse. Sin hipocresía, sin malas intenciones. Sin segundas.
Me eclipsa. Es así. Es simple. Me eclipsa.

2 commenti:

Alguien con miedo. ha detto...

Hay personas capaz de hipnotizar simplemente con una palabra, una caricia...

me gusta como escribes. :)

Anonimo ha detto...

preciosa entrada pekeña.... todo lo que has extrañado hasta ahora intentaré recordartelo estos quince dias que pasemos en badajoz.... animo srta. Cavalli en nada estaremos viviendo noches de las nuestras!!

LA NOSTRA NOTE ITALIANA


Mancini.