martedì 14 giugno 2011

Someday.

El tiempo pasa, los días van siendo tachados uno a uno; y no se detienen ante nada, ni ante nadie. No se detienen cuando somos felices, no se detienen cuando estamos tristes. No, no se detienen aunque tu vida parezca haberse paralizado; no se detienen en ese maldito momento en el que crees que todo es posible porque no alberga en tu corazón ni en tu mente que un día algo pueda ir mal.
Pero sucede, y todo se desequilibra. ¿Por qué? Quizá haya sido el aleteo de una mariposa.
Todo va a peor, todo va a mejor. En un sentido o en otro, al fin y al cabo las cosas cambian; los sentimientos cambian, las situaciones cambian, los pensamientos cambian, las actitudes, las perspectivas, los ideales, los planes...
Y si, estaría mintiendo si no aceptara que hay veces que pienso que las cosas tal y como son en un presente solo podrán ir en detrimento; que mi Fe se evapora y solo quedo yo con el ceño fruncido pensando ¿qué cojones hago aquí?
Pero entonces todo vuelve a cambiar, y tal vez tras una conversación; o una milésima de segundo en la que me atrevo a responder a esa pregunta, aunque la mayoría de las veces tengo que admitir que me contesto con una nueva interrogación, ¿en qué estás pensando maldita loca...?, vuelvo a ser esa otra Yo.
Porque el mundo no se para si me paro, todo sigue girando.
Sin embargo, hay cosas que son de un modo y es imposible que lo sean de otro. No está al alcance de mis manos controlar lo que siento; que sea contradictorio y que no pasen dos días seguidos sintiendo lo mismo por alguna persona.
No está al alcance de mis manos haber controlado todo lo sucedido este año, ni poderlo cambiar. Tampoco lo que hice en años anteriores, y no sólo mis actos también los de los demás, que de muchos tengo mi parte de culpa.
Es así, y aunque a veces piense que es una putada; esta es la vida.
Sin embargo, en toda esta historia del cambio, la mayoría de los días me gusta pensar que todo cambiará a mejor, el mundo será un sitio mejor..., someday.

2 commenti:

Kris Weys ha detto...

Quién sabe...el futuro es algo incierto. Puede que algún día cambie, puede que no, pero siempre se ha de mantener la esperanza de que las cosas irán a mejor.

Un abrazo :)

Lexy ha detto...

Y así será, todo irá bien al fin y al cabo, ya verás :)